≡ Menu

¡Intentarlo o No Intentarlo. Ése es el Dilema!

Wayne Gretzky es uno de los mejores jugadores de la historia de la NHL (National Hockey League) de Estados Unidos y Canadá. Durante el tiempo que jugó, batió todas las marcas.

La gente le recuerda por conseguir 40 récords en temporadas regulares, 15 récords en los playoff,… y por dejarnos una de las frases más interesantes de los últimos tiempos: “Fallas el 100% de los tiros que no intentas”.

¿Tiene razón Gretzky? ¿Lo intentas el suficiente número de veces o tienes miedo de que las cosas no salgan como habías pensado?

La frase de Gretzky te invita a intentarlo. Te invita a probar cosas nuevas. ¿Por qué? Porque lo peor que  te puede pasar si lo intentas y fallas es que:

1.- Te quedes donde estabas. Eso es todo. Si lo intentas y fallas no pasa nada porque no vas a empeorar tu situación. ¿Captas la fuerza de la reflexión? ¿Por qué no vas a hacerlo si no pierdes nada intentándolo? ¿Qué sentido tiene no hacerlo cuando no pierdes nada y puedes ganarlo todo?

¿Miedo? El miedo sólo aparece cuando hay riesgo. ¿Cuál es el riesgo de intentarlo? Ninguno. En el peor de los casos, te quedarás donde estabas.

2.- Ganes confianza. Sí, la confianza se gana por atrevimiento. Atrévete a hacer cosas y cada vez te sentirás más seguro. Si lo intentas y lo consigues, ¡fantástico! Si lo intentas y no logras tu objetivos, ¡fantástico! ¿Por qué? Porque te habrás demostrado a ti mismo que eres capaz de intentarlo.

Lo puedes hacer. Ahora no ha salido. No pasa nada. Ya saldrá en siguiente intento o en el siguiente o en el siguiente… Nadie dice que conseguir tus metas sea fácil. Pero si no lo intentas, es imposible.

3.- Descubras lo que no funciona. Cuando uno lo intenta y no salen las cosas, puede ser por dos motivos:

a.- No lo has intentado con suficiente pasión.

b.- No has seguido el camino adecuado.

Si tus ganas son las adecuadas, es probable que te hayas confundido de camino. Perfecto. Ya sabes que por ahí no vas a llegar a ningún sitio. Lo descartas y pruebas otras alternativas.

4.- Aprendas. Siempre que actúas aprendes. Aprendes de los aciertos. Pero también aprendes de los errores. Dejas de aprender cuando dejas de actuar. Entonces… actúa, actúa, actúa…

Haz caso a Wayne Gretzky. Él lo intentó y lo consiguió. Era un superdotado para el hockey sobre hielo. Pero seguro que no habría llegado muy lejos si no se hubiese atrevido a intentarlo una y otra vez.

Si él  y muchos como él lo han hecho, ¿por qué no lo vas a hacer tú?

¿Qué te impide intentarlo más veces?

Salvador Figueros

Foto: Like_the_Grand_Canyon / Flickr

{ 1 comment… add one }

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies